Estudio de las principales deformaciones morfológicas y estructurales | Pie Zambo.

Pie zambo

Definición

Según la definición del Diccionario Terminológico de Ciencias Medicas, zambo es “La persona que tiene las piernas o pies torcidos”.

En podología, se considera zambo aquel pie que se aleja de la normalidad en los diferentes planos espaciales.
El principal representante de esta deformidad es el pie equinovaro congénito, hasta el punto de que para un buen número de autores, zambo y pie equinovaro congénito son sinónimos.

El pie equinovaro congénito es un afección que puede observarse en el nacimiento y en la que concurren deformidades en equinovaro y aducto.
Se acompañan de cavismo y rotación interna de la tibia hasta el punto de que muchas veces el maléolo peroneo se encuentra en posición muy anterior al maléolo interno, y el pie adopta una aparente flexión plantar tan acentuada que a veces prolonga el eje de la pierna.
Con frecuencia se asocia a luxación congénita de cadera.

Es una actitud visiona del pie, que le impide apoyarse en el suelo por sus puntos normales, y su tratamiento y mantenimiento de la corrección obtenida trae consigo muchas dificultades.

Deformidades presentes en el pie zambo.

• Equinismo – Pie fijo en flexión plantar prolongando el eje de la pierna.
• Varo / Aducción Supinación formada por la rotación del pie sobre su propio eje elevándose el borde interno y descendiendo el externo.
• Cavo –  Es la menos constante de las deformidades e incluso en algunos casos se observaba la deformidad contraria, es decir, la existencia de un pie plano.
Rotación tibial interna: No siempre está presente, pero cuando aparece, el maléolo externo puede llegar a encontrarse por delante del interno.

Todo el esqueleto del pie se encuentra lejos de los planos y ángulos fisiológicos que por las leyes biológicas conocidas se conformaran de manera irregular, lo que se acompaña de una alteración del trofismo de las partes blandas y atonía musculoligamentosa que dificultan la fijación ósea y justifican las recidivas.

Tipos

• Pie zambo equinovaro congénito.
• Pie zambo equinovaro  por malposición uterina.
• Pie zambo equinovaro por secuela de trastornos neurológicos.

Tratamientos

Reducción de las deformidades empezando por la supinación, para lo que se sujetara el talón con una mano mientras se manipula el antepié con la otra poniendo la palma de la mano contra la planta del pie.
A continuación se intenta reducir la aducción del antepié y, finalmente, el quinismo.
Para resolver esta ultima deformidad, con frecuencia hay que recurrir a la cirugía, porque con tratamiento conservador no se consigue regularizar.

Cuando el pie zambo se reduce en la supinación y pronación, y se trata de un recién nacido, puede mantenerse la posición con botines de yeso, que se cambian semanalmente.

Una vez conseguida la reducción de estas mal posiciones se pasa a corregir el equinismo.
En total, pueden trascurrir aproximadamente 6 meses.
Igualmente se debe intentar eliminar el cavismo, mediante manipulaciones que tienden a la elevación de los metatarsianos, mientras se presiona en el tarso anterior en sentido contrario.

Es importante enseñar a los padres la realización de manipulaciones suaves para que las practiquen a diario con el bebé, teniendo en cuenta que habrán de efectuarlas metódicamente y sin forzar para evitar lesiones en toda la estructura, incluyendo desprendimiento en las laminas fisarias.

José Luis Moreno de la Fuente,
PODOLOGÍA GENERAL Y BIOMECÁNICA
México, MASSON.
Pag. 127 – 142.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s